Nota del editor: En este blog ya publicamos una entrada hablando de las polémicas opiniones de Javier Cárdenas sobre el profesor gallego que dijo ante su clase que se distraía con “el ruido de los bolígrafos y el escote de María”, en su pograma “Levántate y Cárdenas”, por las que defendía que lo único malo que se había hecho fue decirlo en público, pero que a una mujer que lleve un escote que no le parezca (subjetivamente) adecuado al profesor, siempre que se haga en privado, y pese a no haber ninguna norma que lo imponga, se le puede prohibir el acceso al aula en que se imparte la asignatura universitaria en la que está matriculada. Ya en ese momento, nos centramos, más que en las opiniones en sí, en la reacción del presentador a las críticas, borrando el audio del programa, amenazando a aquellos medios que, por ser pequeños, pensaron que podían asustarse más fácilmente, con demandas absurdas, y, posteriormente, desde su programa, acusando de manipulación de la información y de conspiración con “la competencia” a todo el que le llevase la contraria. Estas acusaciones “conspiranoicas” se han centrado en dos mujeres: @perradesatan, por haber escrito un artículo sobre el tema, que al escribir en un medio está hasta cierto punto echa a la idea de que la tomen con ella (o, más concretamente, al escribir en un medio feminista, a que algunos hombres la tomen con ella) y aquella que, en primer lugar, publicó un tweet con unos segundos del programa inicial, escandalizada con lo que estaba oyendo. Es decir, con una oyente de su programa y usuaria de twitter, que, probablemente, no se espera que un tweet suyo tenga ese tipo de repercusión. Esta última (que nos ha pedido que no revelemos su nombre ni recordemos más su usuario en twitter, para no sufrir más acoso en redes del que ya ha sufrido a raiz de esto), nos ha pedido que publiquemos el siguiente texto que, desde aquí, con toda la solidaridad hacia ella, compartimos: [...]