Cuestión de sexo…

Recuerdo con todo lujo la primera vez que besé a una chica…

Un juego absurdo de palabras, seguido de una sonrisa y una larga e intensa mirada que me llegó al alma.

De pronto, miré esos labios, carnosos… no podían ser de otra forma y esa mirada, brillante, intensa, desgarradora… me moría por devorarla y no supe, o no quise, contener mi deseo.

Robar aquel beso, sentir el calor de sus labios y la humedad de su lengua, me llenó de un sentimiento distinto al que había conocido hasta ese momento… era la primera vez que besaba a una chica y lo hacia con autentico deseo, deseos de sentirla, de alimentarme de aquellos labios, anhelando meterme bajo su ropa y notar sus perfectos y pequeños pechos contras los míos.

Deseo…. puro, instintivo y demoledor deseo.

Nunca se me dio demasiado bien eso de resistirme a las tentaciones llevada por mis impulsos, tal vez porque siempre fui demasiado débil para renegar de esa parte de mi,  esa que me hacia sentirme obligada a caer en la pasión con los ojos cerrados y los tentadores labios  entreabiertos…

Y no es que los hombres nunca me hayan tentado igual, reconozco que el mundo entero tiene para mí la gloriosa forma de una apetecible manzana carmesí… pero es distinto.

No es una cuestión de sentirlo como algo prohibido, al fin y al cabo siempre he tenido claro que tanto el sexo como el amor no entienden de diferencias de edad, raza, color, ni género.. es una cuestión de sentirlo, de vibrar, de rendirte al delicioso sabor de unos besos que te hacen estremecerte y por los que jurarías que has rozado el cielo, y de olvidar palabras como pecado, sucio y culpabilidad…

Sentir, con cada roce en tu piel, y estremecerte te confirma que haces justo lo que deseas hacer… haces lo que sientes y deseas, lo que todo tu ser te grita que quieres hacer…

Y no, definitivamente una mujer no tiene que ser lesbiana para caer rendida en brazos de una bella y exultante mujer, una mujer solo tiene que ser sincera consigo misma y con la otra persona.

Porque, aunque vivimos en una sociedad donde, cada día más, somos plenamente conscientes de que los tiempos han cambiado y con ellos el modelo de familia, de pareja y de relaciones… aún hoy, un hombre heterosexual piensa que besar a otro hombre y tener relaciones intimas con él es algo como mínimo “repulsivo” y “asqueroso”. Las mujeres siempre hemos sido más abiertas y hemos entendido mejor esos temas referentes al corazón y la pasión.

Si yo hoy mismo me diera un beso en público con una voluptuosa mujer, sin importar nuestra orientación sexual, varios hombres e incluso alguna mujer, nos mirarían con excitación y curiosidad. Mientras que si dos hombres se besaran apasionadamente en publico, sean o no gays, pero siendo aún mas críticos con los heterosexuales que experimentan,  muchos los mirarían con desagrado y repulsión…

Y no, definitivamente las mujeres no somos mejor que los hombres, ni siquiera acierto a explicar por qué las mujeres tenemos esa sensibilidad o comprensión al respecto, puede que sea por la sociedad machista y condenatoria de los hombres con conductas, que ellos tachan de afeminadas, debido a lo inusual que resultan.

Lo único que tengo claro, es que no es fácil sentir cuando eres un hombre.

Las chicas podemos sentirnos extrañas, experimentar, ser atrevidas en nuestros gustos e incluso ver bonito lo que otros llaman depravación y condenan con duras palabras que dudan de la honorabilidad y la hombría de una persona, como si un gay fuera menos hombre por querer a otro hombre…

Puede que el sexo y el amor no entiendan de colores… pero por lo visto, si diferencian entre géneros.

Al final siempre es una cuestión de sexo.

Más de Igraine en: http://igrainecubillana.blogspot.com.es

2 Comentarios

  1. Gracias por esta maravillosa colaboración, que, además, puede dar pie a un debate interesante…
    Personalmente, por ejemplo, no considero en absoluto que los hombres sean peor juzgados que las mujeres en la expresión de su sexualidad.
    Vivimos en un patriarcado, en el que ser hombre está mejor considerado socialmente que ser mujer, y eso incluye a los hombres y mujeres homosexuales.
    No creo que esa “curiosidad y excitación” con que miren a dos mujeres al besarse, sea siempre respetuosa con ellas, además de que me parezca que esa idea generalizada de que las mujeres sean más abiertas, se dejen llevar más y no se definan tan claramente, sino que experimenten, ni es algo tan generalizable, ni necesariamente tan positivo… A veces, puede ser y es utilizado como argumento de dominación (si están dispuestas a probar más cosas que yo, podrán hacer lo que yo quiera) y como una negación de la homosexualidad femenina. Esto puede ser un peso para las mujeres que se definan claramente como lesbianas, sin tantas ganas de experimentar, y que, lejos de ser un colectivo especialmente respetado, es la parte más invisibilizada del colectivo LGTB (dirigido mayoritariamente por hombres).
    Pero me ha parecido muy interesante esta forma de verlo tan diferente :)

    • Muchas gracias¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ Si, sin lugar a dudas, todas las historias tienen varios puntos de vista… dos como mínimo¡¡¡ La verdad es que es cierto que todo se basa en el patriarcado y en el machismo, precisamente por eso, se condena las acciones afeminadas en los hombres tanto como los impulsos sexuales hacia su mismo sexo, como si ser mujer fuera la mayor putada del mundo¡¡¡¡¡¡¡¡ yo de pequeña, quería tener pene¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ En serio, pensaba que eso era lo más, porque los niños siempre hacían lo que les daba la real gana y las chicas, debíamos ser señoritas… (un peñazo cuando te gusta jugar al fútbol y trepar arboles)Sin embargo hoy por hoy, no cambiaba por nada del mundo ser mujer, aunque sera más consciente que nunca, lo machista que es esta sociedad y lo empecinada que está en sexualizar todos mis actos. La verdad? me da igual, yo siempre voy a hacer lo que me dé la gana¡¡¡¡ claro que creo, que exactamente lo mismo que tú… ;) un besazo

Deja un comentario




© TRES PUNTOS *        Contacto::info@trespuntos.es        Colaboraciones::colabora@trespuntos.es
*Si quieres compartir algún contenido de esta web en tu propio espacio, hazlo citando su fuente y a su autor o autora.
Esta página ha sido creada en wordpress.org, a partir del tema Hemingway de Anders Norén
Este blog (como todos) usa cookies y tal. Más info aquí