Esta sección del blog no es probablemente la mejor del mismo, ni tampoco la más visitada. Siempre he sido consciente de que, al menos por el momento (tengo la cámara desde hace nada), que me guste la fotografía no significa en absoluto que se me de bien. Eso sí, es una sección más personal, a través de la cual conocerme (vosotros y hasta yo mismo) más íntimamente de lo que se puede a través de los textos. Por ejemplo, cuando van seguidas una foto de un cenicero, otra del interior de la lavadora y ésta, de un ambientador, se puede sacar una conclusión muy útil: paso demasiado tiempo en casa.