Como nunca he sido de quedarme mucho en casa, aparte de publicar en este blog, doy cada vez más paseos turísticos por otros que me resultan interesantes. Uno que lo es, y mucho, es Marketing de Guerrilla, de Carlos Bravo, emprendedor y ultra blogger que, en si mismo, ya resulta muy recomendable.

Describir a Carlos Bravo ya precisaría suficiente espacio como para un artículo diferente. Es lo que tienen las personas tan inquietas como él… pero ¿a qué viene eso de llamarle “ultra blogger”?¿es una forma menos mainstream de decir que es “super guay”? No. Es la máxima categoría en Iron Blogger, uno de los muchos proyectos ideados por este maratoniano emprendedor.

Iron Blogger es una comunidad de autores de blogs, que sirve como herramienta de puesta en común con otros proyectos (networking, que lo llaman) y de motivación para mantener la constancia en el tuyo. Existen varias categorías dentro de esta comunidad, siendo el iron blogger la más básica de ellas. Un iron blogger es aquel que publica un post semanal en su blog, y, si no lo hace, paga la cerveza…

Y ¿qué quiere decir esto? ¿que te obligan a algo y encima te cobran si no cumples? No. Al modo de las huchas que a algunos nos ponían nuestros padres para cuando dijésemos palabrotas, cada vez que fallas a tu compromiso, pagas 5€, pero ese dinero no se destina a otra cosa que, efectivamente, pagar las cervezas (o los refrescos, que tampoco es mi intención promover el consumo alcohólico). Como os decía, parte de la esencia de este proyecto es la comunicación entre sus miembros, para lo cual se organizan quedadas a nivel nacional o en cada ciudad en la que exista el número suficiente de miembros (10) como para que se elija un coordinador de ciudad entre aquellos que quieran ocupar ese puesto.

Pero cada blog tiene sus ritmos y cada autor de contenidos es diferente, así que no tendría sentido que todos tuviesen los mismos objetivos. Junto a esta categoría básica de los iron bloggers, también están los super bloggers (2 posts semanales), hiper bloggers (3 a la semana), supra blogger (con una publicación cada 48 horas) y, como Carlos Bravo, ultra bloggers (todos los santos días).

Yo, aunque en este momento ya hasta supero las exigencias de un hiper blogger (sólo con los 4 post que publico yo de lunes a jueves, sin contar con las colaboraciones de los viernes, que, por cierto, aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, podéis enviarme a colabora@trespuntos.es) aún no me he decidido a unirme por dos razones. La primera es que, en el momento en que leáis esto (programar los post es una buena herramienta para no fallar al ritmo que hayas decidido imponerte, pero a veces te crea ciertos conflictos temporales), mi blog estará en su cuarta semana de vida, y creo que es conveniente que, al menos durante un mes, me controle yo solito, antes de que lo haga Bundi (el programa informático o simpático buho, según la definición que se prefiera, que vigila la comunidad de Iron Blogger) y, la segunda, es que en mi ciudad hay más de 10 bloggers inscritos, pero aún no un coordinador, lo cual quiere decir que, o están en proceso de elección, o nadie se ha presentado. Y me conozco. Y me temo. Cuando me comprometo con algo, tiendo a hacerlo al máximo…

Sin embargo, sé que, en algún momento no muy lejano, me uniré, y si tienes un blog con el que quieres motivarte a ser constante, además de la oportunidad de conocer a otras personas con tus mismos intereses (en el sentido de tener un blog, porque en tipo de contenidos no hay requisitos, y en esta comunidad pueden entrar blogs de cualquier temática), espero encontrarte allí.