Por fin, llegó el gran día…

Renata pasaría la noche sacando fotos, Rebeca con el grupo invitado, Ruth apoyando en las barras, y yo coordinando un poco todo lo demás.

Al escenario “El País Musicano”. Empezaba la aventura…

La relaciones públicas volvió pronto para ayudar en la barra. Llenazo absoluto, no hacía falta traer más gente.

De repente, estrés: Tuvimos que pedir más cerveza y convencerles para que nos las llevasen al momento, a Erny (el chico al que encontré en la cama con Renata, Ruth y Andrés la mañana siguiente a la preinauguración), al que finalmente habíamos contratado como portero, le dio por buscar a Renata, no la encontraba y me preguntaba a mí… todo el mundo me preguntaba a mí por todo. Ruth estaba diciéndome que un chico había preguntado por mí y yo no tenía ganas de ponerme a ligar entonces, Rebeca diciéndome “tenemos que hablar de una cosa cuando estás más tranquila” y yo no iba a estar tranquila, y encima teniendo que evitarla, ¿por qué? porque nunca se sabe quién va a aparecer en un concierto…

Rita: ¿Ves a ese que acaba de entrar?
Ruth: ¿Ese?
Rita: Sí… Es Joaquín.
Ruth: ¿El ex de Rebeca? ¿Qué hace aquí?
Rita: Ni idea, pero nada bueno seguro. Paso de que le de el coñazo ahora. Intentaré convencerle de que Rebeca está muy ocupada, tú entretenla a ella abajo.
Ruth: No puedo quedarme todo el rato abajo.
Rita: Pues díselo a Renata.
Ruth: Hace rato que no la veo. Supongo que estará sacando fotos desde el backstage.
Rita: Pues díselo a Ángel: seguro que no le importa hablar con Rebeca… Bueno no, a Joel, que queda feo hablar a un rollo actual de uno anterior…
Ruth: ¿Eh? ¿Ángel no estaba contigo?
Rita: No
Ruth: Como le vi llevarte a casa el otro día…
Rita: ¿Qué día?
Ruth: El de la preinauguración.

(¿Cómo?…)

Rita: Bueno… da igual… díselo a quien sea, pero que Rebeca no suba durante un rato.
Ruth: Se lo puedo decir a Paco…
Rita: ¿A Francisco? Vale

Fui a hablar con Joaquín amablemente, mientras él insistía en la importancia de hablar con Rebeca, hasta que dejé de ser amable:

Rita: Tú y yo nunca nos hemos llevado bien, ¿verdad?
Joaquín: Yo no tengo nada en contra tuya…
Rita: Pues yo sí, y ese tipo fuerte de ahí siempre opina de la gente lo mismo que yo. Así que, a no ser que estés embarazado, nada es tan importante como para no poder esperar a mañana y o te vas tú o te echa él…
Joaquín: Dile a Rebeca que he venido.

Pues no fue tan difícil (jeje). Pero, cosas de la jodida casualidad, las desgracias nunca vienen solas… Y escuché “Margaaaaaa”…

Era ella, la que da nombre a nuestros baños: Herminia (otra interna en el CPL, dónde conocí a las chicas, pero con la que no nos llevábamos tan bien como entre nosotras).

Herminia: Holaaaaaa ¿cómo estáaaaas? Margaaaaaa

Ojalá se la pudiese estrangular con ese hilo de vocales. Y sí, vale, Rita es diminutivo de Margarita, pero ¡YO NO ME LLAMO MARGA!

Rita: ¿Qué haces aquí?
Herminia: Soy amiga de Franciiiis
Rita: ¿De quién?…

Ruth: Acabo de verla y he venido corriendo… ¿Llamo a Erny o la echo yo misma? ¿Puedo? porfaaaa
Herminia: Ruthyyyyyyy, ¿qué te paaaaasa? ¿De quién haaaaaablas?
Ruth: (pokerface) ¿puedo?
Rita: Huele raro…
Ruth: Ya, y que lo digas, pero eso se arregla rápido, ¿puedo ya?
Rita: No, en serio… bueno, aparte… ¿no lo hueles?

Olía a quemado…